SALUD

¿Cómo afrontar los ataques de hambre durante el día? Éstas son las estrategias de los expertos

A menudo ocurre que a lo largo del día tienes increíbles ataques de hambre, que dejas de pensar hasta que te pones algo entre los dientes. Estos ataques pueden depender de muchos factores diferentes, como un mal desayuno, el estrés, el hambre nerviosa y mucho más.

Sin embargo, existen algunas técnicas científicamente probadas que ayudan a combatir esta sensación, o al menos a evitar que estos ataques se produzcan en primer lugar. Depende mucho del tipo de vida que se lleve, y ésta es la raíz del 90% de las causas de los ataques de hambre.

Por supuesto, ésta no es la única razón, y de hecho es importante profundizar en las causas y los posibles remedios de los ataques de hambre.

freepik
¿Cómo afrontar los ataques de hambre durante el día? Éstas son las estrategias de los expertos
A menudo ocurre que, a lo largo del día, se tienen ataques de hambre increíbles, que ya no se razonan hasta que se pone algo entre los dientes. Estos ataques pueden depender de muchos factores diferentes, como un mal desayuno, el estrés, el hambre nerviosa, etc. Sin embargo, existen algunas técnicas científicamente probadas que ayudan a combatir esta sensación o, al menos, a evitar que estos ataques se produzcan en primer lugar. Depende mucho del tipo de vida que se lleve, y ésta es la raíz del 90% de las causas de los ataques de hambre. Por supuesto, no es la única razón, y de hecho es importante profundizar en las causas y los posibles remedios de los ataques de hambre.
freepik
Información básica
En nutrición, una de las cosas más importantes es la regularidad. De hecho, si uno se salta comidas o come demasiado poco, el cuerpo puede empezar a buscar comida desesperadamente, lo que provoca ataques de hambre. Estos ataques conducen inevitablemente a comer en exceso. Las comidas adecuadas son las que incluyen hidratos de carbono complejos, proteínas y grasas saludables. Los primeros son digeridos muy lentamente por nuestro organismo y nos permiten disponer de una fuente constante de energía. Las proteínas son nutrientes que proporcionan sensación de saciedad y pueden ayudar a controlar el apetito. Por último, las grasas saludables pueden ayudar a mantener la saciedad y proporcionar energía a largo plazo.
freepik
Beber mucho es importante para combatir el hambre
A nivel de bioquímica cerebral, no todo el mundo sabe que nuestro cerebro puede confundir el hambre con la sed. Esto se debe a que las señales que llegan al sistema nervioso son similares y, por lo tanto, un estímulo que nos incite a beber puede confundirse con otro estímulo similar que nos induzca a tener hambre. Beber mucha agua puede, sin duda, ayudar a que el cerebro no se deje engañar al reconocer entre los dos tipos de estímulos y, por lo tanto, hacer que tengamos menos hambre.
freepik
Comer bocadillos sanos y nutritivos
Cuando uno se ve atenazado por un ataque de hambre, es fácil morder lo primero que se presenta, añadiendo así calorías vacías a nuestro organismo, es decir, calorías que no tienen ningún valor nutritivo. En cambio, para mantener estos ataques bajo control en el futuro, lo mejor es elegir alimentos sanos y nutritivos, como la fruta fresca, y evitar los tentempiés ricos en azúcar y grasas saturadas, como las patatas fritas, los dulces, las galletas y otros alimentos envasados.
freepik
Evitar los azúcares, aumentan la sensación de hambre
Los dulces, las bebidas azucaradas, los zumos de fruta, las galletas y los aperitivos aportan grandes cantidades de azúcares simples. Esto provocará primero una hiperglucemia, es decir, una cantidad excesiva de azúcar en la sangre, y después, muy rápidamente, una hipoglucemia, es decir, la situación contraria. Esto sólo provocará un nuevo ataque de hambre. Esta tendencia conduce a otros trastornos, como el aumento de peso y las enfermedades cardiovasculares.
freepik
El descanso también ayuda a combatir los ataques de hambre
En concreto, la falta de sueño prolongada puede crear desequilibrios hormonales que aumentan la sensación de hambre. Dormir lo suficiente, sobre todo en cuanto al número de horas que se duerme cada noche, puede ayudar a reducir la sensación de hambre, mientras que dormir poco aumenta los niveles de grelina, una hormona que estimula el apetito, y reduce los niveles de leptina, que ayuda a regular la saciedad.
freepik
La actividad física también es útil contra el hambre nerviosa
Durante la actividad física, ya sea en el gimnasio o al aire libre, el cuerpo produce unas sustancias llamadas endorfinas, que ayudan a reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo, y también regulan las hormonas que controlan el apetito, como la grelina y la leptina.
actores cantantes y escritores
26/02/2024
noticias de los grandes actores de hollywood
24/02/2024
Informativa ai sensi della Direttiva 2009/136/CE: questo sito utilizza solo cookie tecnici necessari alla navigazione da parte dell'utente in assenza dei quali il sito non potrebbe funzionare correttamente.